Ni cuarentonas, ni cuarentañeras

 

Vamos a ver, es llegar a los 40 y escuchar constantemente:

“Los 40 son los nuevos 30”

“Somos cuarentañeras”…Es como un mantra, que se mete en tu cabeza, y al que recurres para consolarte…pero ¿¿¿para consolarte de qué???

Cumples años, sí.

Pega el bajonazo, Sí, o no, o depende en qué momento te pille…

Pero por un lado los 40 son los 40 y punto. Que la esperanza de vida ha aumentado y todo lo que tu quieras. Que no son ahora iguales las mujeres de 40 que las de principio de siglo, bueno cierto, pero tampoco es igual nuestro entorno, que quieres que te diga, que no sirve de consuelo.

Tener cuarenta y pico significa eso, ni más ni menos. En mi entorno profesional estoy rodeada a diario de mujeres con este perfil:

Entre 40 y 50, trabajadoras, muchas madres y todas Disfrutonas.

Y, ¡me encanta! Somos una generación de mujeres empoderadas que hemos empezado a cuidarnos desde jóvenes: ¡¡¡Bendita Medicina estética PREVENTIVA!!!

Y que ahora nos vemos jóvenes y guapas. Y lo bueno de los 40 es que ¡no te comparas!, es que si miras a las demás es para inspirarte y para admirar la belleza ajena.

No todas tenemos la necesidad de sentirnos atractivas, pero sí de sentirnos bien. Y podemos mantener una piel radiante, tersa y luminosa a cualquier edad, siempre y cuando empecemos cuidándonos a edades tempranas.

En nuestra consulta apostamos por la MEDICINA ESTÉTICA PREVENTIVA para vernos mejor, no más jóvenes, Simplemente MEJOR…

Os menciono algunos de los tratamientos que mejor funcionan de forma preventiva:

Bótox:

La arrugas de expresión no tienen que ver tanto con la edad, así que si tenemos la característica de gesticular mucho podemos usar el bótox de forma preventiva, para que aunque mantengamos la expresión, podamos evitar que las arrugas se queden marcadas en reposo.

Voluminización facial con ácido hialurónico:

El descolgamiento facial puede presentarse de forma”prematura”. Podemos reponer “volumen” en zonas claves del rostro para mejorar nuestro ovalo facial sin apenas percibir el cambio, sólo una ligera mejoría efecto buena cara, y a la vez conseguir prevenir el descolgamiento cutáneo, ya que le estamos dando soporte a esa piel que tiende a “descolgarse”.

-Tratamientos de piel:

Peelings, mesoterapia, radiofrecuencia…Cualquier tratamiento que mejore la calidad de nuestra piel y estimule la formación de colágeno y elástica para que nuestra piel se mantenga sana y firme a pesar de los años….

-Protección solar diaria: Sin este paso, el más fácil y accesible de todos, nada de lo anterior tendrá sentido. La exposición diaria a la luz solar y artificial provocan envejecimiento prematuro, manchas, flacidez…y un largo etc fácilmente evitable si adquirimos la costumbre de ponernos protección solar todos los días, que sea una rutina más, como cepillarse los dientes…

Si queréis solicitar una cita o cualquier información podéis llamarme o escribirme :

marta@drvaldes.es


622371001

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.