Ventajas del Masaje de Drenaje Linfático Manual en el Post-Operatorio

Las buenas costumbres no deben perderse así que:

¡¡¡¡Retomamos el Plan DLM incluido en alguna de nuestras cirugías!!!!

Durante la pandemia tuvimos que prescindir de este servicio por prevención, pero como hemos sido buenos y hemos hecho los deberes, esta “nueva normalidad” llega cargadas de buenas noticias que os iremos contando….Y la primera es ésta.

Y ahora, much@ estaréis pensando: “sí, vale genial, pero ¿qué narices es el Plan DLM?”.

Pues es un pack de drenajes linfáticos manuales, que van a mejorar considerablemente el bienestar de la paciente en el post operatorio, aunque no afecta directamente al resultado final, sí acelera la recuperación y se verán mejor mucho antes.

Para ello contamos con nuestra esteticista de confianza Paula, con años de experiencia en post operatorios quirúrgicos, y que además de ser buena profesional es mejor persona.

Y ahora que ya os expliqué lo importante, os suelto el rollo técnico

 

Dirigido a los pacientes que se sometan a las siguiente cirugía:

Reducción de pecho, Ginecomastia, liposucción, y abdominoplastia.

 El drenaje linfático en el postoperatorio es un gran aliado para las personas en estado de recuperación quirúrgica. Esta técnica manual está indicada para reducir la retención de agua, ya que después de una intervención quirúrgica, nuestro cuerpo comienza a retener una mayor cantidad de líquido, y la aplicación de la técnica de drenaje linfático, reduce esa retención, así como también mejora la circulación de la sangre, proporcionando una mejor calidad de vida para el cliente.

¿Por qué está indicado el drenaje en el postoperatorio?

El drenaje linfático post-quirúrgico también está indicado para aliviar el dolor, eliminación de hematomas, reducción de fibrosis, y acelerar el proceso de cicatrización y recuperación.

¿Qué cuidados hay que tener durante la sesión?

Los profesionales que aplican la técnica deben tener cuidado en la zona operada, los movimientos deben ser más delicados, con el cuidado necesario y el objetivo de disminuir la inflamación y, por lo tanto, el dolor causado. Es importante formarse para conocer las particularidades del drenaje linfático post-quirúrgico, y conocer las contraindicaciones específicas y minimizar complicaciones. Y actuar siempre bajo supervisión del cirujano.

Conclusión

Para aquellos que no lo conocen, el drenaje linfático es una terapia manual que trabaja el sistema linfático, estimulando y acelerando el movimiento de la linfa hasta los ganglios linfáticos.

El drenaje linfático está indicado en el postoperatorio principalmente para reducir la hinchazón y la acumulación de líquido en las regiones del abdomen, espalda, brazos y piernas principalmente.

 

 

Si queréis solicitar una cita o cualquier información podéis llamarme o escribirme :

marta@drvaldes.es


622371001

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.