Baby Bótox, o mejor dicho: Bótox preventivo ;-)

 

Antes de nada pediros disculpas a todos os que nos seguís en redes y  leéis el blog, sois un amor…muchos habéis preguntado porque llevaba desaparecida por aquí.

y porque nuestras publicaciones habían bajado el ritmo…pues, la verdad, no tengo excusa, la pereza me se apoderó de mi…así como suena. Esta locura del Covid ha acabado haciendo mella también en nuestro sector, y hemos tenido momentos de parón y momentos de subidón, como es el caso de los últimos meses, que nos hemos visto hasta desbordados en algunos momentos, y claro, si a esto le añadimos que el Covid a alterado también nuestra vida personal, ha cambiado nuestras costumbres, horarios y nos ha puesto al límite…pues pasó lo que tenía que pasar, que se acabó la inspiración…;-) No, ahora hablando en serio, hemos tenido muchísimo trabajo, y esto sumado a que el equipo de la Consulta del Dr. Valdés somos padres dedicados, ha hecho que tengamos que dejar esta faceta de nuestro trabajo un poco apartada, pero aquí estamos, de vuelta, con ganas y muuuuchas novedades que os iremos contando.

Antes de meterme al tema de nuevo daros las gracias, a todos, es increíble saber que alguien está detrás de la pantalla valorando tu trabajo y esperando tus publicaciones…

Hoy me voy repetir con uno de mis temas favoritos, pero que siempre siempre está de rabiosa actualidad, el bótox preventivo, y porque….?

Pues ayer de nuevo me saltó la chispa hablando con una mamá del cole, que se quejaba de sus incipientes arrugas en la frente y entrecejo, le comenté que yo usaba bótox y…

silencio…

expectación…

Suelta mi frase favorita:

“¡¡Pero si tu no lo necesitas!!!!!”

Me encanta escuchar esta frase.

Y mi respuesta…:

“Claro que lo necesito, pero tu piensas que no porque ya lo uso desde hace años…”

Y aquí empieza una conversación instructiva donde explico tooodas las bondades del bótox preventivo…que vosotras si me leéis ya conocéis, y que he explicado con anterioridad en este post.

Pero sobretodo: No hay una edad establecida para empezar a ponérselo, pero cuanto antes se empiece, mejor. El inicio de la treintena es una edad ideal, ya que generalmente no hay rotura de las fibras de la dermis, las arrugas aún no se han formado, y en el caso de haberlo hecho, todavía son superficiales y cuesta menos borrarlas. Y se notan menos en reposo. Pero ojo, que yo empecé con veintipico años…

Si queréis solicitar una cita o cualquier información podéis llamarme o escribirme :

marta@drvaldes.es


622371001

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *