¿Qué pasa con la piel que sobra tras una Cirugía de la Obesidad?

 

Dr. Enrique Mena Del Río

Para hablar de este tema tenemos el inmenso placer de contar con la colaboración del Dr. Enrique Mena Del Río, Cirujano general y del Aparato Digestivo, especialista en Cirugía Laparoscópica y Cirugía Bariátrica del Hospital Modelo, en La Coruña
http://www.cirugiabariatricaymetabolica.es
http://www.menadelrio.com

La finalidad principal de la cirugía bariátrica es la pérdida de peso. Los motivos que llevan a los pacientes someterse a ella no siempre son estéticos, al contrario, en la mayoría de los casos se trata de mejorar su estado de salud, ya que tras la evidente pérdida de peso los pacientes mejoran su calidad de vida en general. Se obtienen beneficios como la reducción de la glucemia y la presión arterial, reducción o eliminación de la apnea del sueño, reducción de la carga de trabajo del corazón y de los niveles de colesterol…A todo esto se suma el cambio mental, la reeducación a la hora de comer y la incorporación de ejercicio físico regular, adoptando así un estilo de vida más saludable.

Son muchos los pacientes que acuden a nuestra consulta tras recuperarse de una cirugía de la obesidad ya que se encuentra ciertos inestetismos que sólo se pueden arreglar con cirugía estética. Ésto es porque después de una pérdida masiva de peso lo tejidos no se retraen lo suficiente y nos encontramos con un exceso de piel en ciertas partes del cuerpo, principalmente abdomen, pecho, brazos y muslos, que much@s pacientes deciden arreglar pasando por nuestras manos.
 ¿Dr. Mena en que momento de la recuperación tras la cirugía bariátrica pueden los pacientes plantearse una cirugía estética?

 Después de haberse sometido a una cirugía bariátrica se producen una serie de cambios en el paciente que deben estabilizarse con el tiempo hasta que se consigue un peso estable. Ese peso estable se alcanza entre los 12 y los 18 meses desde la cirugía y es en ese momento cuando se puede plantear una cirugía estética.

 

 En su opinión, ¿qué repercusión física y emocional tiene la combinación de la cirugía estética con la cirugía de la obesidad en la recuperación de los pacientes?

 Cuando los pacientes acuden a mi consulta con un sobrepeso importante (hablamos de más de 25 kg sobre su peso ideal) y con problemas de diabetes, hipertensión arterial, colesterol o dolores articulares por ese sobrepeso vienen buscando sobretodo una solución a una enfermedad que limita gravemente su calidad y su esperanza de vida.
 Después de ser intervenidos y a medida que pasa el tiempo y mejoran o desaparecen todos esos problemas, aparecen otro tipo de secuelas como son la aparición de los colgajos cutáneos en abdomen, muslos y brazos esencialmente y el descolgamiento de las mamas en algunas mujeres.
 Estas secuelas que en principio no les importaban demasiado cuando su problema principal era la obesidad, van ganando importancia a medida que pasa el tiempo y han recuperado la salud y muchos pacientes, generalmente mujeres quieren recuperar un aspecto físico más atractivo y recuperar así una autoestima que habían perdido hace años.
La cirugía estética viene a ser así el punto final de un tratamiento integral de la obesidad mórbida atendiendo tanto a las necesidades físicas como psicológicas de los pacientes.

  ¿Es siempre necesaria la cirugía estética tras la cirugía bariátrica?

 La cirugía estética no es siempre necesaria y hay un primer tipo de pacientes que una vez que han perdido el exceso de peso se encuentran bien y no necesitan ningún otro tipo de intervención.
En otros casos, y cuanto mayor sea el peso inicial de partida, los colgajos cutáneos se pueden convertir en un problema ya que pueden aparecer infecciones cutáneas en las zonas de los pliegues que en ocasiones son difíciles de tratar y en esos casos la cirugía estética es mandatoria.
El tercer tipo es aquel paciente que ha perdido su sobrepeso y ha recuperado su salud y su calidad de vida y siente la necesidad personal y social de “borrar” las secuelas de lo que ha sido motivo de sufrimiento durante mucho tiempo.

 Y otra cuestión, basándonos en nuestra experiencia, a lo largo los últimos 15 años han pasado por nuestras manos un gran número de mujeres que se han sometido a una cirugía de la obesidad, y se operan con nosotros de una o varias cosas a lo largo del tiempo. Pero lo que me llama la atención es que el número de hombres es escasísimo, no representa ni el 5%, ¿hay algún motivo en particular?, ¿se recuperan mejor los hombres tras este tipo de cirugías? ¿o es que simplemente les preocupa menos el tema estético una vez recuperados del tema salud?

 Yo creo que es una mezcla de ambas.
Por un lado el hombre no suele tener demasiados problemas de colgajos cutáneos en brazos y muslos y cuando los tiene puede solucionarlos relativamente bien con ejercicio ya que tiene más facilidad para rellenar con músculo las grasa perdida.
El problema de las mamas no suele presentarse en los hombres salvo casos excepcionales.
En cuanto al abdomen ya no existe esa diferencia y el descolgamiento es similar independientemente del sexo y aquí es donde se ve que a las mujeres si les suele preocupar más el tema estético, pero también puede ser porque tienen más zonas de su cuerpo afectadas y el impacto estético y psicológico es mayor.
En cualquier caso yo siempre ofrezco a los pacientes operados, una vez transcurrido entre 12 y 18 meses la posibilidad de visitar a un cirujano plástico que es quien mejor puede informar y asesorar de los beneficios de una cirugía estética.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *