REDUCCIÓN DE PECHO, CUANTO ANTES MEJOR

En los últimos 4 ó 5 años he notado en la clínica un cambio en el perfil de la paciente que solicita una reducción de pecho. Hasta entonces  el perfil tipo era mujeres de 50 años en adelante, casi siempre con sobrepeso, estilos de vida poco saludables(ausencia total de practica de ejercicio físico y mala alimentación) y con serios problemas de espalda, malas digestiones provocadas por el peso del pecho sobre el estómago y demás complicaciones derivadas de un compendio de circunstancias entre las que se encuentra un volumen excesivo de la mama. La mayoría  venían ya un poco desesperadas y casi siempre después de «cansarse » de estar en las listas de espera del Sergas. Estas pacientes notan una mejoría evidente tras la intervención, pero la mayoría siguen sufriendo sobrepeso y los problemas de espalda en algunos casos son ya irreparables, las molestias mejoran y se nota el «quitarse ese peso de encima», pero no se soluciona el estado de salud, sólo lo mejora.

Hoy en día las pacientes de reducción de pecho son la mayoría muy distintas, mujeres de entre 20 y 40 años, sanas, activas e incluso deportistas, que ven el pecho excesivamente grande no solo como un inestetismo, si no como un elemento limitante a la hora de realizar su vida diaria. Y a parte de eso vienen con una idea de método de salud preventivo, me opero ahora para prevenir posibles complicaciones futuras…Muchas de estas mujeres tienen el ejemplo contrario en casa, madres con sobrepeso, problemas de espalda, osteoporosis…y se cuidan para estar mejor, pero a veces no todo es cuestión de fuerza de voluntad y disciplina. Un pecho grande en exceso solo se puede reducir pasando por quirófano.

Es importantísimo hacer un diagnostico en edades tempranas para que ese exceso de pecho no conlleve lesiones futuras y cuanto antes se realice la cirugía mejor.Respetando siempre las indicaciones médicas al respecto.

Yo tengo que decir que he vivido este evolución con numerosisimas pacientes que han pasado por nuestra consulta y cuanto más mayor es la paciente  menos beneficios se obtiene. Las mujeres que realiza esta cirugía a edades mas tempranas, aparte del evidente cambio físico inmediato y la mejoría estética que conlleva, suelen mejorar en otros aspectos de su vida. Mejoran en cuanto a la práctica de ejercicio físico ya que no están limitados por el pecho y aumentan el rendimiento, suelen bajar de peso y verse más en forma, muchas de ellas se quitan «complejos» de encima y empiezan a verse mas guapas y atractivas con lo cual suelen arreglarse más.

En conclusión, si tenéis una hija, sobrina, amiga o hermana que se queje del excesivo tamaño de su pecho podéis recomendarle que venga a consulta para valorar su caso, si es demasiado joven será el mismo Dr. Valdés el que le pautará posponer la cirugía. Pero es algo que no deben dejar para el futuro…

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *