FOTOENVEJECIMIENTO: ¿Sólo debemos preocuparnos del la exposición solar?

 

Este post lo escribo a raíz de ciertas dudas que nos han surgido recientemente en consulta sobre si tras algunos tratamientos fotosensibilizantes es necesario protegerse no solamente de la radiación solar si no también de la radicación lumínica para evitar la hiperpigmentación de las zonas tratadas( ya sea por pelling químico o físico, láser, dermoabrasión…)

Ya es muy conocido el hecho de que no sólo el sol emite radiación UV que daña a la piel. Las fuentes artificiales de luz como las lámparas, monitores, focos, etc. también tienen la capacidad de emitir radiación UV. El daño a la piel dependerá de qué tan cerca se esté a ellas, y de la sensibilidad de la paciente a este tipo de radiaciones. Por eso debemos llevar a misa la pauta de usar fotoprotección tooooooodo el año, invierno y verano, aún cuando creamos que no nos vamos a exponer. Es más, siendo pacientes de tratamientos estéticos fotosensibilizantes y sabiendo esto deberíamos utilizarlo incluso aunque no vayamos a salir de casa…

Según la  FDA ( Agencia americana responsable de proteger la salud pública mediante la regulación de los medicamentos de uso humano y veterinario, vacunas y otros productos biológicos, los cosméticos, los suplementos dietéticos y los productos que emiten radiaciones…) la exposición a la luz artificial durante 8 horas a menos de 30 cm de distancia equivale a 1 minuto y 20 segundos de exposición directa al sol.

 De todas las fuentes de luz, las lámparas compactas fluorescentes (CFL) son las que más pueden emitir radiación ultravioleta. 

Además se ha demostrado por diversos estudios que estas lámparas emiten no sólo radiación UVA, sino UVC, que es  la más mala porque causa daño en el DNA.  La radiación UVC proveniente del sol no llega a nuestra piel ya que no atraviesa la atmósfera, pero puede ser liberada de los focos fluorescentes debido a las pequeñas grietas en los revestimientos de fósforo de estas lámparas (que es lo que se utiliza precisamente para protegernos de la radiación UV de estos focos). 

Estos estudios clínicos también demostraron que los focos fluorescentes provocan un gran riesgo a la piel si se encuentran a 30 cm o menos de distancia. Aquellas personas con padecimientos de la piel sensibles a la luz son los más predispuestos a ser afectados. Entre estas afecciones se encuentran el lupus eritematoso, dermatitis solar, erupción polimorfa lumínica, urticaria solar, entre otras.

La exposición UV proveniente de la luz artificial ayudaría a explicar porqué las personas que por su trabajo no se exponen continuamente al sol, también desarrollan daño solar o manchas de sol en la piel.  

A diferencia de los focos fluorescentes, los focos incandescentes no emiten radiación UV y por eso no ocasionan daño a la pielLas luces halógenas también son seguras ya que tienen filtros UV. Se recomienda que las lámparas que se usen en los escritorios o para la lectura  usen  este tipo de focos, además de mantener cierta distancia de las lámparas fluorescentes, por lo menos más de un metro.

En cuanto a los monitores, las nuevas pantallas planas o LCD que se encuentran en la mayoría de las laptops y televisores no emiten luz UV. En resumen: Recuerda que el protector solar debe aplicarse todos los días e incluso en lugares cerrados, sobre todo los iluminados con lámparas fluorescentes.

Los que me conocéis sabéis que soy muy muy muy pesada con este tema, pero os puedo asegurar que es el mejor tratamiento antiaedad que podéis realizar, de nada vale someterse a un montón de tratamiento o gastar dinerales en cremas antiedad si no hacemos lo más importante: Proteger la Salud de Nuestra Piel.

 

 En nuestra consulta tenemos a la venta los protectores solares de Covermark, una Gama Alta de Protección Solar con y  sin color de. Un protector revolucionario de amplio espectro y alta foto-estabilidad, 100% waterproof (sudoración, natación…), de aplicación única, uso diario y factor máximo. Dermatológicamente testado. y lo más importante aprobado por la FDA. Su precio ronda los 25€.

 Y ya sabéis que si queréis poder preguntarme lo que queráis por mail: marta@drvaldes.es 0 teléfono y WhatsApp: 697491309

2 replies on “FOTOENVEJECIMIENTO: ¿Sólo debemos preocuparnos del la exposición solar?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *