Anestesia: nuestra máxima preocupación antes de la cirugía.

 

Cuando nos sometemos a una cirugía estética son muchos los miedos que se nos plantean, pero hay uno que es común a todas las pacientes: La anestesia, y en particular la anestesia general.

  En la consulta siempre os explicamos que trabajamos con la máxima seguridad, siguiendo todos los protocolos necesarios para minimizar riesgos, pero aun así muchas sentimos ese miedo a “ no despertar” “ sentir dolor” “ recordar partes de la cirugía”…

 Es normal que a la anestesia le tengamos respeto más que pavor, ya que es un proceso relativamente seguro y con un riesgo muy bajo. Pero ocurre que al recibirla perdemos la autonomía y la voluntad sobre nuestro cuerpo (anestesia general) o sobre alguna parte del mismo (local). Y eso puede resultar estresante.

 

 

 Pues bien, para poder disipar todas vuestras dudas, e intentar tranquilizaros al respecto dentro de lo posible me he puesto en contacto con la Dra. Marta Pose, Médico Especialista en Anestesiología y Reanimación, que trabaja en HM La Rosaleda.

 

 

 

Antes de someternos a la cirugía debemos realizar unas pruebas preoperatorias tal y como os he contado en el post anterior, y tras realizar las pruebas tendremos una consulta con el anestesista, quien las valorará y nos dirá si somos “aptos” para la anestesia. Cabe destacar que la cirugía estética sólo se puede hacer si el paciente es de riesgo bajo. Esta es nuestra primera toma de contacto con el anestesista, en esta consulta podemos preguntarles todas nuestras inquietudes y dudas. Pero aparte de esto el anestesista esta en todo el proceso quirúrgico con el paciente, antes durante y después…

Doctora Pose, ¿cuáles son las diferentes alternativas que se utilizan en el caso de las intervenciones de cirugía plástica y estética? 

   En gran parte depende del tipo de intervención que se vaya a realizar, de la duración de la misma y por supuesto de las características de cada paciente. 

En la mayor parte de los casos se utilizan técnicas combinadas, es decir, una suma de diferentes tipos de anestesia que nos permite conseguir una anestesia y analgesia perfectas para cada intervención minimizando los efectos secundarios. 

Ponemos como ejemplo la cirugía de mama, en la que asociamos la anestesia general con bloqueos ecoguiados (mediante ecógrafo) de las ramas nerviosas responsables de la sensibilidad en dicha zona. Esto nos permite unas condiciones ideales para la anestesia en quirófano y, algo fundamental para nosotros y para los pacientes, una analgesia postoperatoria ideal con menor necesidad de fármacos intravenosos que muchas veces son causantes de efectos indeseados como las naúseas.

Una pregunta que nos plantean muchas veces las pacientes: ¿Quién decide que tipo de anestesia se administra, únicamente el anestesista, o se decide en conjunto anestesista y cirujano?

Como decía anteriormente, se estudia cada caso de manera individualizada. 

El anestesista valora el tipo de intervención siempre comentando las peculiaridades con el cirujano y las características de cada paciente como son por ejemplo sus antecedentes médicos y quirúrgicos, su fisonomía, etc. 

Con todo ello se escogen las técnicas que mejor se adapten a cada caso. 

En cuanto a la anestesia general, muchas pacientes temen despertarse o recordar algo de la cirugía, ¿es esto posible? 

Es verdad que están descritos en la literatura casos de despertares intraoperatorios, pero en la actualidad su incidencia es minúscula. 

Cuando un paciente está anestesiado, igual que disponemos de monitores para medir su frecuencia cardíaca, su tensión arterial, etc., ahora existen monitores de profundidad anestésica que entre otras cosas han contribuído a que esos eventos prácticamente hayan desaparecido. 

 Otro de los miedos de la anestesia general es el despertar, siempre escuchamos historias de pacientes que han sufrido malestar, vómitos y molestias varias. Pero el caso es que durante toda mi trayectoria profesional sólo nos ha pasado una o dos veces que pacientes hayan despertado así, con lo cual entendemos que es poco común. Así que, ¿Qué suele notar la paciente cuando se despierta de una anestesia general?

 El momento inmediato del despertar, cuando aún estamos dentro de quirófano, es posible que se recuerde algo borroso o incluso se olvide por el efecto residual de los fármacos usados para la anestesia. 

Ya en la sala de despertar o reanimación los pacientes van poco a poco despertando. Es normal una sensación de aturdimiento o embriaguez que irá desapareciendo.  

Como mencionamos anteriormente, con el uso de técnicas combinadas conseguimos que la analgesia sea cada vez mejor. Estas técnicas y el uso de fármacos profilácticos dentro de quirófano hacen que los episodios de nauseas o vómitos posoperatorios sean muy poco frecuentes. 

¿Cuáles son sus posibles riesgos? 

Cada técnica anestésica tiene sus riesgos inherentes, tanto la anestesia general como las técnicas regionales (como la epidural). Es evidente que a medida que ha ido avanzando la anestesia contamos con multitud de material y fármacos que han hecho disminuir riesgos y complicaciones. 

Lo más importante es evaluar esos riesgos combinados con los riesgos personales de cada paciente para cada técnica, y con todo ello elegir la técnica más segura. 

¿Cuáles son las razones o las pautas que se siguen para que podemos CONFIAR en la anestesia?

A lo hora de someterse a una intervención, al igual que es fundamental la confianza depositada en el cirujano, lo es la confianza en el/la anestesista. 

Como bien decías al inicio de la entrevista, el anestesista va a acompañar al paciente durante todo el proceso quirúrgico (el antes, el durante y el después). 

 Al entrar en un quirófano el anestesista “toma el mando” del cuerpo del paciente. Desde ese momento va a ser su corazón, sus pulmones, su sistema nervioso, sus músculos…y va a estar en todo momento controlando sus funciones y manteniendo su equilibrio. 

Para todo ello nos apoyamos en una gran variedad de materiales, monitores, fármacos,etc siempre incorporado nuevas técnicas y cumpliendo estrictamente los protocolos de seguridad. 

 

 

 Si queréis solicitar una cita o cualquier información podéis llamarme o escribirme :

marta@drvaldes.es

697491309

One reply on “Anestesia: nuestra máxima preocupación antes de la cirugía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *